Un DMS no es una bala mágica

Cuál es el problema principal en una implementación de un dealer management system (DMS)?

Bueno, suponiendo un DMS de calidad, diría que el concesionario suele esperar que el DMS sea una "bala mágica", o sea que por sí solo resuelva los problemas organizativos que pueda estar sufriendo.

Eliminemos ya mismo este mito! Ni siquiera el maravilloso Autológica🙂 puede mágicamente sanar una concesionaria. Seguramente han leído del alto procentaje de fracaso en implementaciones de soluciones CRM que típicamente suceden por las expectativas excesivas (infundadas?) de la gerencia.

Con un CRM el fracaso suele significar no-adopción e inversión desperdiciada. Con un DMS, el resultado no será tan catastrófico: el concesionario implementa y los usuarios usan el sistema, pero si había problemas antes es probable que continúen.

Claro que esto puede evitarse atacando la raíz del problema: los malos o inexistentes procesos en cada área de la concesionaria.

Hace poco decidimos aliarnos con ADC, una consultora con oficinas en Virginia (USA) y Puerto Rico que se especializa en mejorar la performance de concesionarios en el Caribe y América Latina.

Ahora cuando trabajamos juntos en un proyecto, ellos analizan a la concesionaria de arriba a abajo, ponen en marcha mejoras prácticas/procesos, y sólo después de eso se despliega Autológica, configurándolo para cumplir con las necesidades específicas del concesionario.

Y esto es lo más cercano a una bala mágica que se me ocurre…

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: