La sucesión en la empresa de familia: posibles problemas

Family_fight_1
Aquí el quinto artículo de una serie orientada a conversar sobre los problemas más frecuentes en las empresas de familia, tomado de uan entrevista realizada a Juan Carlos Aimetta, especialista en este tipo de compañía.

Alfredo McClymont (yo): Respecto de la sucesión en la empresa familiar, específicamente en cuanto a la elección del sucesor, es posible que esto ocasione un problema si alguien se siente excluido?

Juan Carlos Aimetta: Bueno, en principio sí, toda solución trae un nuevo problema.

La verdad es que habría que pensar primero cuál es el problema que uno elige tener: si éste que se va a generar ahora, o el que se va a generar en el futuro de una empresa chica que pretende ser co-dirigida por tres o cuatro personas con las respectivas luchas de poder, y con el aumento de los bandos internos que se producen entre los empleados que son fieles a uno y los empleados que son fieles al otro.

Y el otro punto es que la evaluación generalmente empieza por uno, por cada uno en particular. Entonces se dice: Se considera Ud. capacitado para trabajar en la empresa familiar?

Family_succession_cartoon_1
Y uno encuentra en estas reuniones, en estas entrevistas personales, de corte íntimo, que muchos de los hijos se sinceran con que su proyecto de vida no es la empresa familiar, sino que en realidad están atendiendo a custodiar el sueño del padre, pero que el día que el padre se muera muy probablemente ellos elijan hacer lo que siempre quisieron hacer.

Esto si uno lo plantea como una competencia, no sale nunca a la luz. Pero si uno lo plantea desde una pregunta íntima y personal a una persona a la que se libera de la obligación de seguir en el rol de empresario porque no es él/ella quien tomó la decisión, sino su padre, es muy probable que por lo menos uno o dos de cada cuatro personas que se disputan el poder se separen espontáneamente, o acepten roles de menor responsabilidad, por la única razón que sienten que eso no es lo de ellos.

Alfredo McClymont: Qué pasa si al elegido se le presenta otra oportunidad mejor fuera de la empresa?

Juan Carlos Aimetta: En primer lugar, si la empresa familiar empieza a administrarse como una empresa de negocios y no como una familia, uno debería imaginar que las personas que cubren los puestos deben tener previsto un cuadro de reemplazos.

En la familia los hijos son irremplazables, uno no tiene un hijo para reemplazar a otro.

Pero en las empresas uno sí tiene un gerente para reemplazar a otro. Si uno logra distinguir los ámbitos, esta sería la receta más adecuada.

No obstante, esto no es muy frecuente. Cuando una persona escucha una oferta laboral fuera de la empresa familiar, uno debe imaginar que esa oportunidad representa para él o ella algo mejor que lo que tiene actualmente.

Es muy común que este plus de beneficios no sea tanto el dinero, sino la ausencia de disgustos.

Es decir, la enorme mayoría de quienes aceptan administrar lo ajeno en vez de administrar lo propio, lo hacen para liberarse de una cantidad de tensiones que le genera la familia con sus constantes conflictos.

Fíjense que cosa interesante porque esta persona se va de la administración pero se queda en la propiedad.

Esto quiere decir que el hombre o la mujer deciden dedicar su talento a administrar algo que no es suyo, y deciden que lo suyo sea administrado por otro.

Esto no es lo mismo que quien se va de la propiedad vendiendo su parte de la empresa… este miembro de la familia se va del trabajo y se queda en la propiedad.

Es muy probable que haya perdido interés.

Otra de las razones por la cual pierde interés es lisa y llanamente porque gana poco dinero. Entonces razona así: “Yo estoy ganando 10 aquí, y allí voy a ganar 25, pero además de los 10 que estoy ganando, yo estoy haciendo crecer a esta empresa. Y esta empresa ha crecido un 80% en los últimos años. Y yo me estoy quedando con 1/4 o con 1/3 del incremento patrimonial de la familia (según la cantidad de hermanos que tenga). Esto a mí no me conviene.”

En la próxima y última parte de esta entrevista, hablaremos sobre qué sueldo deben percibir los familiares que trabajan en la empresa.

Lea las entregas anteriores de esta serie de artículos:

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Powered by Qumana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: