Qué sueldo deben percibir los familiares que trabajan en la empresa?

Autologica presenta el sexto y último artículo de esta serie orientada a responder dudas frecuentes de quienes comparten negocios y familia. Las notas surgieron de una entrevista realizada por quién escribe, Alfredo McClymont (CEO de Autologica Dealer Management Systems) a Juan Carlos Aimetta, consultor especializado en empresas familiares con una dilatada experiencia en el asesoramiento de estos emprendimientos pequeños y medianos.

Money_machine_2 Alfredo McClymont (yo): Tengo una pregunta final que creo que debe ser una que escuchas muchas veces, y me imagino que da para polémica cada vez que tienes que dar una opinión.

¿Cuánto deben ganar los familiares que trabajan en la empresa?

Juan Carlos Aimetta: Una respuesta sencilla y contundente debería ser: exactamente lo mismo que cualquier otro empleado que fuera igual de competente y que desempeñara el mismo trabajo dentro de la empresa familiar.

Otra pista para definirlo podría ser: lo mismo que sería capaz de ganar este pariente si trabajara en otro lado.

A veces yo hago una broma: sugiero a las empresas familiares que pidan a un familiar que está trabajando y que está allí ganando un dinero por su esfuerzo, que envíe su currículum a los avisos clasificados de los diarios en donde se busca gente para trabajar en otras compañías.

Si al cabo de dos meses su currículum no ha sido seleccionado para una entrevista laboral, la conclusión es simple: el único lugar en donde puede trabajar este pariente es en esta empresa. Y la razón por la que trabaja no es por su idoneidad, sino por su condición de familiar.

Debemos también prestar mucha atención al hecho de los ingresos encubiertos. ¿A qué llamamos ingresos encubiertos? A la posibilidad de disfrutar de beneficios económicos que no son estrictamente una remuneración.

Es típico que en estas empresas esté confundida la caja de la familia con la caja de la empresa, que se pague el videocable con la caja de la empresa, que se pague la cuota del auto con la caja de la empresa, que se paguen las vacaciones con la caja de la empresa.

Entonces hay una ausencia de control sobre los retiros. Por lo tanto, esta es una persona que gana poco pero en realidad se lleva mucho. Entonces, como no está claro, al final la ecuación termina siendo por lo menos confusa, lo cual es fuente de muchos conflictos.

¿Cuáles son las cosas típicas que habría que evitar de un familiar que trabaja en la empresa? Primero, que no use cosas de la empresa para beneficio propio.

La computadora de la empresa es para facturar, no para que el hijo de alguien la use para juegos. La pick-up es para hacer promociones o para llevar las cajas de cerveza o la lata de fertilizante, no es para ir a bailar al pueblo.

Estas cosas que son detalles también implican beneficios para un familiar que no le estarían facultados a otro empleado. ¿De quién es la pick-up? ¿Es de la empresa o de la familia? Si es de la empresa debe ser utilizada estrictamente para fines comerciales. Puede sonar muy estricto decirle esto a un hijo, pero es una manera de protegerse de conflictos futuros.

Un aspecto a tener en cuenta en las remuneraciones es como decíamos antes, pagar lo que hubiera cobrado cualquier otra persona que hiciera ese trabajo, ni más ni menos.

Muchas empresas familiares pagan de más porque bueno, el nene no puede vivir con esto, o pagan de menos porque total algún día todo esto va a ser suyo.

Ambas cosas representan una inequidad y una fuente de conflicto.

La primera porque quiere decir que la única manera de aumentarse el sueldo es tener más hijos. Y la segunda es porque estamos difiriendo indebidamente un ingreso de hoy para el futuro.

Entonces lo más adecuado sería que cada uno ganara un sueldo en función del trabajo que hace, lo mismo que se le pagaría a otra persona. Lo que implica que la empresa debería tener, lo que muchas veces no sucede, bastante clara su estructura de remuneraciones y saber cuánto se paga este trabajo dentro de la empresa antes de pensar en cuánto debe ganar un familiar.

Y en todo caso y para terminar, la regla de oro es: Los parientes son para los trabajos, no los trabajos para los parientes.

Lea las entregas anteriores de esta serie de artículos:

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Powered by Qumana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: